May 092016
 

Gestionar cualquier proyecto artístico es algo realmente dificil y cualquier gestor de proyecto tendrá que enfrentar una serie de retos para echarlo adelante, mantenerlo y consolidarlo en el tiempo.

Si el gestor es en si mismo un artista, la cosa se complica más, porque la gestión le roba un tiempo extraordinario a la creación y llegará un momento en que se sentirá totalmente abrumado por la cantidad de tareas disímiles a las que tendrá que dar respuesta. Los dolores de cabeza serán constantes y en la medida que el proyecto crezca pues la situación se pondrá más y más dificil. Es por ello que resulta fundamental que los creadores se acerquen a los enfoques de gestión y marketing y se preparen para poder enfrentar este trabajo con herramientas profesionales.

Tengo preparada una conferencia sobre este tema, y los interesados en recibirla podrá contactarme por este blog para precisar los términos.

Desde mi punto de vista estos son los principales retos  con los que cualquier gestor de proyecto se va a enfrentar:

  • La unicidad de su propuesta
  • Su diferencia
  • El nombre
  • La falta de recursos materiales y fondos
  • La competencia
  • Los públicos
  • La comunicación promocional
  • La falta de tiempo para crear y gestionar a la vez.
  • El riesgo de convertirse en burócratas y dejar de ser creativos.

La aspirina no resuelve este tipo de dolor de cabeza. Sólo aprendiendo y preparándonos podremos vencerlos.

Sep 292015
 

Gestionar cualquier tipo de proyecto de caracter artístico cultural, sin importar su alcance y envergadura requiere de un conjunto de habilidades, muchas naturales y otras aprendidas.

Dicen los expertos que generalmente se dan tres tipos de figuras al frente de estos proyectos.

1. Personas con gran sensibilidad artística pero sin ninguna capacidad de gestión.

2. Personas con gran capacidad de gestión pero sin ninguna sensibilidad artística.

3. Personas con ninguna de las dos capacidades.

Cualquiera de los tres casos es dificil pero el tercero es el peor y muchos los hemos sufrido.

La persona ideal es aquella que tiene una gran sensibilidad artística y que tiene además una buena capacidad de gestion. Estos casos no son abundantes pero tampoco imposibles pues la historia está llena de figuras artísticas que han sido capaces de gestionar sus proyectos con una gran eficiencia convirtiéndolos en verdaderas instituciones artísticas y culturales de alcance mundial cuyo impacto se ha sentido fuertemente a diferentes niveles.

Ahora bien, como estos seres con capacidad para soñar y racionalizar  de forma pragmática al mismo tiempo no son muy frecuentes, es importante dotar a los artistas de elementos de gestión que los ayuden a lograr sus objetivos con una mayor eficiencia priorizando siempre y sobre todo su arte. También es importante ayudarlos a conformar un equipo que se ocupe de estos temas para que estos no le roben tiempo a la creación.

Los burócratas en el arte son fatales, pues su falta de creatividad, sensibilidad y visión resultan lo opuesto por el vértice a la naturaleza del mismo y lo que hacen es frenarlo. Por otra parte, quien no sienta el arte no puede trabajar en este giro.

El arte se siente, se sufre, se aplaude y se llora y solo así se puede disfrutar y gestionar.

 

Sep 042015
 

Cómo ya he dicho en otras ocasiones, gestionar cualquier proyecto , desarrollarlo en el tiempo y  mantenerlo atractivo para el público es muy dificil. Cuándo hablamos de proyectos de corte cultural y-o artístico, el asunto es todavía más dificil porque no hay un modelo único de gestión que sirva a todos por igual.

Cada proyecto artístico es al final, el reflejo de la personalidad y el estilo de su creador.

Ahora bien, hay algunos elementos que si parecen ser constantes y que pueden ayudar a definir un poco la actitud de cualquier gestor ante su proyecto. Al respecto, dicen los expertos que ante cualquier proceso de gestión se definen 3 tipos de actitud en sus gestores y que los mismos pueden clasificarse de la siguiente forma :

1. Aquellos que VEN como las cosas ocurren.

2. Aquellos que se preguntan : ¿QUÉ VA A OCURRIR?

3.Aquellos que HACEN que las cosas ocurran.

Todos hemos estado en cualquiera de las 3 posiciones, pero la mayoría del tiempo estamos en las dos primeras, o vemos pasivamente que ocurre y muchas veces nos perdemos en el pasado, o sencillamente soñamos con un futuro incierto que no está en las manos de nadie.
El pasado, es tiempo petrificado y sólo nos puede servir para sacar experiencias y aprender, mientras que el futuro no puede sencillamente predecirlo nadie.¿ Qué se sugiere entonces ? bueno, pues que convirtamos el PRESENTE, EN ESTADO DE GESTACIÓN DEL FUTURO.

Para hacer esto, lo primero que tenemos que tener claro es qué queremos que ocurra con  nuestro proyecto en el futuro, cómo nos vemos en él, y colocar con precisión ese objetivo concreto en un horizonte temporal dado que puede ser 1 mes, 1 año, 5 años etc. A partir de esa definición tenemos que hacer un plan para comenzar desde hoy a dar pasos para lograrlo.

No se siente a soñar con lo quiere lograr, o a llorar por lo que pasó, convierta toda esa energía en trabajo productivo y todos los días de un pasito hacia el futuro, no sueñe con el futuro, hágalo

 

Jan 132010
 

gestion y creatividad en la mercadotecnia

gestion y creatividad en la mercadotecnia

La gestión es un tema apasionante. Soñar una idea, darle forma, convertirla  en realidad, estabilizarla, desarrollarla y mantenerla en constante crecimiento, es un reto que demanda mucha constancia, dedicación y pasión. La gestión como tema de estudio tiene un gran desarrollo a nivel mundial y muchos son los  enfoques y aproximaciones de tipo teórico, metodológico e instrumental  para su aplicación a diferentes ámbitos de acción social.

No existe un modelo único de gestión, ya que existen múltiples  aproximaciones a partir de diferentes intereses de partida, objetivos a lograr y especificidades de los diferentes sectores donde se apliquen.

Gestionar es un acto de gran creatividad, pues cada gestor debe ser capaz de apropiarse de aquellos enfoques, métodos y técnicas que mejor se avengan a sus talentos naturales, especificidades  particulares de su quehacer, posibilidades y contexto. En el arte el problema de la gestión puede resultar más complejo y creativo que en otras actividades, pues nunca dos propuestas, ni aún siendo del mismo autor van a ser iguales. La dinámica del arte  y la cultura como procesos sui géneris, ajenos por naturaleza a la noción instrumental, y la especificidad de la producción artística, -producción que no sigue la lógica de ningún otro proceso productivo que se conozca- determinan que cada propuesta artística sea única e irrepetible lo que demanda un esfuerzo sostenido por parte de cualquier  gestor para utilizar en cada acción concreta un conjunto de procedimientos particulares y únicos.

El hecho de que cada propuesta  artístico-cultural deba ser percibida como única, exige de cada gestor el desarrollo de capacidades especiales que les permitan aprender a reforzar por todos los medios a su alcance la identidad de sus acciones. Hoy mas que nunca es necesario que los artistas y sus equipos de trabajo aumenten el umbral mínimo de sus conocimientos y se apoyen en enfoques y técnicas que les puedan resultar de utilidad para operar productos de una forma mas integral y lograr un mayor impacto de sus propuestas en sus públicos y en los diferentes ámbitos de relación cultural en que se muevan.

Gestionar es un acto de gran creatividad, pues cada gestor debe ser capaz de apropiarse de aquellos enfoques, métodos y técnicas que mejor se avengan a sus talentos naturales, especificidades  particulares de su quehacer, posibilidades y contexto.