La procuración de recursos y fondos ya sea para  un artista solo o para  un colectivo no puede hacerse de manera improvisada ni a lo loco, pues cada día este trabajo se ha ido profesionalizando más y mas. Entre algunos de los tips mercadotécnicos que todos debemos seguir antes de realizar esta tarea están los siguientes :

  • Antes de procurar apoyos externos debemos ser capaces de listar y explotar todas las vías a nuestro alcance por las que podemos producir utilidades y solo después evaluar que recursos y fondos extras requerimos para lograr materializar nuestros sueños. Es muy importante que los prospectos perciban que ha habido una voluntad y un esfuerzo por nuestra parte en este sentido  y  que lo logrado no resulta suficiente.
  • Para procurar “algo” es imprescindible conocer con claridad: qué se necesita, con que objetivo, en que cantidad, para qué momento o en que plazo se requiere, quiénes se benefician del aporte y que impacto real se espera como resultado del mismo a diferentes niveles y etapas.
  • La procuración de fondos se produce entre personas y estas personas deben relacionarse de manera permanente.
  • Resulta imprescindible que mantengamos informados permanentemente a los donantes acerca de los resultados obtenidos de  sus aportes y los logros que vayamos alcanzando con nuestro proyecto.
  • La procuración de recursos y fondos se sustenta en un sostenido trabajo de relaciones públicas.
  • Es imprescindible que logremos que los que aportan no se sientan solo “donantes” sino aliados estratégicos de nuestros proyectos y parte importante de los mismos.
  • Cualquier acción de procuración deberá comprender las siguientes etapas: detección y calificación de los posibles donantes, plan, conquista, solicitud, negociación, cierre, agradecimientos y nueva planeación.
  • Se reconocen a los individuos, los negocios, las fundaciones y los gobiernos como las cuatro fuentes fundamentales aportadoras de recursos y fondos.
  • El trabajo de procuración de recursos y fondos descansa en el hecho de ser capaces de “casar” los intereses de las partes involucradas.
  • Al pensar en quién puede aportarnos fondos o recursos para nuestro proyecto es importante pensar en grande y no limitarnos a una sola fuente, sino trazar una estrategia en la que pueda lograrse aportes por diferentes vías considerado además, todas aquellas iniciativas que en este sentido nosotros mismos podamos desarrollar.
  • Es muy importante que se detecte quién es la persona que tiene realmente poder de decisión sobre cualquier aporte dentro de la estructura de gestión a quien hagamos la solicitud para que no nos desgastemos en trámites burocráticos infructuosos y pérdidas de tiempo innecesarias.
  • Es recomendable que por nuestro proyecto hable siempre la misma persona, pues eso crea una relación de confianza a nivel personal que genera fidelidad y compromiso.
  • Es importante distinguir al procurar fondos aquellos que van encaminados al desarrollo del proyecto a largo plazo de aquellos que son solicitados para apoyo a eventos especiales.
  • En base al tamaño y complejidad de nuestro proyecto así tendremos que organizar el trabajo de procuración de fondos.

En la esfera artística nada sustituye el papel de las relaciones públicas, por lo que no deben ser subestimadas y debe dedicársele a su diseño ejecución y control el tiempo que requiera pues de no ser así, estaremos privándonos de un instrumento extraordinariamente económico y efectivo. La comunicación boca a boca en nuestro giro es insustituible, por lo que logremos comunicar por esta vía será muy positivo o muy negativo. Las relaciones públicas, al igual que el resto de los instrumentos susceptibles de ser utilizados en una mezcla de comunicación, complementan y no excluyen o sustituyen la función de los otros, por lo que deben planearse estratégicamente.

Entre las actividades de relaciones públicas más utilizadas por la mercadotecnia, se encuentran: Las conferencias de prensa, las entrevistas, los pre-estrenos o pre-lanzamientos, los homenajes, las carpetas informativas, las lecturas comentadas, el lanzamiento de productos, las demostraciones en vivo, los cócteles, la existencia de voceros, los eventos y cualquier otro tipo de actividad que podamos desarrollar para diseminar información importante para la organización y captar públicos para nuestro proyecto.

Una actividad muy importante en nuestro medio es la comunicación que desarrollamos en espacios informales durante los intermedios o en actividades de carácter social. Este es un espacio de una fuerza tal, que en algunos organismos internacionales se dice que los acuerdos se logran en los pasillos y no en el plenario.

Un vestíbulo de un teatro, el jardín de una galería de arte, o el encuentro casual en el lanzamiento de un libro, son momentos que deben aprovecharse para conocer que hacen los otros y dar a conocer lo que estamos haciendo.

Las relaciones públicas dentro de cualquier mezcla de comunicación constituyen una poderosa herramienta de trabajo para la mercadotecnia, y es lamentable que muchos artistas desconozcan su papel o minimicen su capacidad. Es bastante generalizado el hecho de que el relacionista público se vea como un repartidor de invitaciones, como el encargado de entregar flores, o cuando más, de citar a la prensa para cualquier actividad; es decir, como un ente totalmente operativo que ejecuta acciones que son generadas a otro nivel de gestión dentro de los proyectos.

Según la mercadotecnia, enfocar las relaciones públicas desde esta perspectiva tan estrecha nos está privando de todo un universo de posibilidades que nos ofrece la mercadotecnia y que podemos utilizar en función de comunicar nuestro mensaje y reforzar nuestra imagen frente a los públicos de nuestro interés.

Las relaciones públicas deben verse como una actividad profesional que exige un gran rigor y como una extraordinaria herramienta de trabajo para cualquier organización.

Una de las primeras esferas donde surgió el germen del actual relacionista público, fue en la de los espectáculos a través del llamado “press agent” o agente de prensa, el que estaba encargado de establecer una  relación permanente y personal  con los medios en busca de un tratamiento favorable para sus clientes, los artistas.

Esta función inicial dirigida básicamente a la prensa, medio por excelencia de una época en que no existían otros, ha dado paso a un concepto mucho más amplio y abarcador.

Mientras para la mercadotecnia, la publicidad o marketing y las promociones de venta son actividades totalmente identificadas por los públicos como acciones de venta directamente promovidas por una organización que aparece identificada públicamente como tal, las relaciones públicas son acciones de comunicación de carácter indirecto, donde el mensaje de la organización le llega al público no como una proposición de venta sino como una noticia.

© 2013 Mercadotecnia y Arte | Cristina Amaya Suffusion theme by Sayontan Sinha