Oct 092014
 

 

 

“Nápoles era la ciudad artística más importante de la época, y aunque los pintores no escaseaban, yo era vista como una curiosidad……  mis nobles clientes exigían más trabajo por menos dinero, por no hablar de sus imperativas exigencias con respecto a unos gustos que no coincidían obligatoriamente con el mío y que me despojaba de esa libertad de ejecución que antes había conocido obligándome sobre todo a hallar una manera de pintar que satisficiera al pagador sin traicionar empero los rasgos que yo consideraba propios de mi talento. El arte, pues, consistía también en negociar hasta el menor detalle para llegar a un acuerdo.”

Artemisia Gentileschi (1593-1652)

Jamis, R. (1999) Artemisia Gentileschi. Barcelona, Circe Ediciones, p. 10.

 

 Leave a Reply

(requerido)

(requerido)

*


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>