Feb 152010
 

Esta es una etapa muy difícil para cualquiera, y lamentablemente muchas veces nos negamos a aceptar que debemos reconsiderar nuestra propuesta. En el mundo artístico conozco proyectos que jugaron un papel muy importante en una coyuntura histórica particular, pero que al cambiar las condiciones del contexto y las necesidades creativas que le dieron origen su razón de ser desde el punto de vista artístico y social desaparecieron. Una vez que un producto ha muerto artísticamente, es muy difícil mantenerlo vivo. Es recomendable trabajar en otra propuesta y no desgastarse en esfuerzos inútiles. Es posible también, que un proyecto  pierda sus públicos por motivos de diversa índole.

Lo más importante en esta etapa es:

Saber percibir y aceptar el declive y retirarse a tiempo si vemos que no podemos hacer modificaciones atractivas o que los públicos son irrecuperables.

Como podemos observar, cada etapa  de vida va a requerir la toma de decisiones y la realización de acciones de naturaleza muy variada, y es muy importante que todos sepamos en que etapa de vida nos encontramos. Muchas veces, la falta de visión acerca de este asunto, nos hace trabajar a ciegas.

Resulta muy común el hecho, de que cuando los proyectos están maduros, se produzca un estado casi de “parálisis” en diferentes esferas de la gestión. Muchas veces a este nivel de desarrollo no se entiende que haya que “arriesgarse” creativamente, o que sean necesarios nuevos gastos para comenzar a trabajar en nuevas propuestas. Muchas veces esto ocurre, porque se desconoce la existencia de ciclos de vida definidos.

Los niveles de decisión que tienen que aprobar acciones que implican gastos para: nuevas estrategias de promoción, modificaciones a las propuestas  originales, ampliación de la línea de productos o adición de beneficios extras, generalmente piensan que cuando un proyecto artístico cultural “llegó a la cima”, no es necesario invertir más, (craso error que conduce casi generalmente a la muerte).

También es muy común, pensar que una misma comunicación promocional inicial debe ser “eternamente” útil para todo, sin tener en cuenta, que es necesario captar nuevos públicos de manera permanente, y mantener entusiasmados a los que ya son nuestros, con mensajes nuevos e interesantes.

Cada proyecto visto en su condición de producto, deberá descubrir en su propia naturaleza, cuáles son aquellos elementos que puede potenciar y que le van a permitir mantenerse en sintonía con los públicos a pesar del tiempo.

Feb 152010
 

Es justamente en esta etapa, donde cualquier gestor  debe desplegar una gran inteligencia y habilidad. Como su nombre lo indica, es aquí donde las propuestas maduran, se consolidan, y alcanzan sus mayores éxitos en cuanto a críticas, públicos, reconocimientos y también ingresos si este fuese el caso. Es muy importante aclarar, que estamos hablando de forma general, y que no todos los proyectos tienen que desarrollar en este punto estrategias iguales, puesto que en el caso de muchos artistas, llegar a la madurez, representa llegar al punto más alto de sus carreras y lo que buscan justamente en este momento es consolidar su estilo. Sin embargo, otros proyectos  entran en un período de agotamiento que conduce a la aparición de comportamientos negativos de públicos, nivel de aceptación e ingresos. Esto lo podemos ver muy claramente en programas de televisión que alcanzan una gran popularidad, y que al no introducir modificaciones mueren. El famoso dicho de: cría fama y acuéstate a dormir no siempre funciona, y sí aquel que dice que: el mejor momento para cambiar es cuando se piensa que el cambio no es urgente.

Lo más importante en esta etapa es:

Consolidar nuestro estilo y en algunos casos introducir modificaciones atractivas en nuestro producto y comenzar a trabajar en  el diseño de nuevas propuestas.

Feb 152010
 

Si la primera ofensiva promocional resulta positiva, es lógico que el producto entre en una etapa donde comiencen a crecer el nivel de reconocimiento hacia él y la aceptación por parte de los públicos objetivos. Esto comenzará a redundar en beneficios de diferente naturaleza para el proyecto, como pudieran ser: un aumento de los públicos finales, un aumento de los niveles de contratación, apoyos en financiamiento, buenas críticas, respaldo institucional, mayores ingresos, etc. Será, entonces, imprescindible en esta etapa: conocer quiénes son nuestros públicos para poder mantenerlos, comenzar a trabajar para ganar nuevos públicos, mantener la calidad y adicionar nuevos valores a nuestra propuesta.

Lo más importante en esta etapa es:

Mantener el público actual y comenzar a captar nuevos públicos.

Feb 022010
 

Entender las relaciones públicas como un trabajo dirigido solo y exclusivamente a trabajar con los medios es un gran error. El trabajo de relaciones públicas para la mercadotecnia rebasa este marco para proyectarse en diferentes y variados ámbitos. Cualquier proyecto tiene que generar un estado de opinión favorable en muchos y diversos grupos y para cada uno de ellos deberá desarrollar un trabajo sostenido de relaciones públicas. Entre los grupos que cualquier proyecto artístico debe atender se encuentran:

  • Los medios de comunicación en general.
  • Los medios de comunicación especializados.
  • Los críticos.
  • Las personalidades del arte y la cultura.
  • La comunidad.
  • Las autoridades locales y nacionales.
  • Los colaboradores.
  • Los benefactores y/o patrocinadores potenciales.
  • El ambiente de trabajo donde se inserta.
  • Los públicos internos.
  • Los públicos finales.

Para la mercadotecnia convertir la cotidianidad en “acontecimiento’’ es una habilidad que deben aprender los relacionistas públicos a los efectos de mantener vivo y con visibilidad permanente el trabajo de su proyecto u organización.

Mientras en la esfera empresarial y de negocio las relaciones que se establecen son básicamente de transacción, en la esfera cultural y artística las relaciones que se establecen son básicamente de intercambio y de soporte mutuo a mediano y largo plazo. El hecho de que el déficit de recursos en la esfera artística sea una problemática casi generalizada a nivel mundial, exige en este medio más que en ningún otro, un fuerte trabajo de relaciones públicas.

Jan 192010
 

Antes de acometer cualquier acción de promoción va a resultar imprescindible desarrollar una buena estrategia de comunicación.

Si empezamos a emitir mensajes promociónales sin tener claro a quién, por qué, y para qué, estaremos botando recursos y esfuerzos, creando falsas expectativas en los públicos y generando una imagen de marca que después de instalada será muy difícil de transformar.

Uno de los elementos más importantes a los que se debe prestar atención dentro de cualquier proceso de comunicación es a los ruidos. Entre los ruidos más comunes se encuentran:

  • Mal diseño del mensaje.
  • Codificación equivocada.
  • Poca claridad en la transmisión.
  • Selección de un grupo objetivo equivocado.
  • Problemas técnicos.
  • Estar fuera de contexto.

Después de muchos años de experiencia he podido corroborar que una de las principales fuentes de ruido en nuestros procesos de comunicación promocional está en los propios emisores de mensajes los que al no conocer a fondo las claves de identidad de lo que van a promover, a quién lo van a promover y para qué lo van a promover, se lanzan a promover sin una previa estrategia de comunicación o con estrategias de comunicación débiles o fragmentadas.

Existe en nuestro medio una marcada tendencia a lo que yo he dado en llamar “vicio por la forma”, donde se considera que con tener: un afiche lindo, un catálogo lindo, un video lindo y un CD o un DVD  también lindos ya está la promoción resuelta y eso no es así. La promoción es ante todo un concepto, y hasta que ese concepto no se tiene claro no se puede pensar en la forma.

Jan 132010
 

Una de las miradas mas inteligentes que proponen los enfoques de gestión contemporáneos es la correspondiente a la noción de futuro.

Vd. puede estar detenido en el tiempo y el espacio en una actitud pasiva, viendo o preguntándose casi cabalísticamente que va a ocurrir con su proyecto, o Vd. puede convertir toda ese energía detenida en trabajo de hoy para su futuro. Para eso, Vd. tiene que saber primero que todo dónde  ve su proyecto en el futuro y ubicar ese futuro en un horizonte temporal dado.

Se dice que hay tres tipos de proyectos:

  • Los que VEN como las cosas ocurren
  • Los que se PREGUNTAN : ¿qué va a ocurrir?
  • Los que HACEN que las cosas ocurran

¿En cuál de ellos está ubicado Vd. ? ¿Tiene Vd. claridad en lo que quiere que ocurra y cuando ?

No es lo mismo contar con dos años para trabajar que contar con cinco. En base al tiempo del que Vd. disponga las estrategias de trabajo que Vd. diseñe para lograr sus objetivos van a ser distintas. Su futuro tiene que empezar a hacerse desde hoy.

El futuro no se sueña, se hace.

Dec 192009
 

En un taller que impartí en Colombia , una alumna, directora de una orquesta sinfónica de niños, presentó como trabajo de taller un video realizado para promover su Orquesta. Todos en el grupo coincidimos en que el video era una verdadera belleza y que los niños tocaban cómo los ángeles, pero cuando le preguntamos a que público objetivo iba dirigido el material, nos dimos cuenta que no serviría para nada. Ella quería hacer rentable el proyecto, y para ello pretendía colocar la Orquesta en circuitos comerciales,sin embargo, el discurso del video se refería al valor del trabajo pedagógico, comunitario y social de la Orquesta en su ciudad . Coincidimos todos en que para el trabajo comercial otro debía ser el enfoque, pero que sin embargo como experiencia humana, comunitaria, cultural y social era de un valor impresionante y sin dudas causaría un gran impacto en las autoridades locales y nacionales tanto para que la apoyaran con recursos, como para que comprendieran el valor de este tipo de experiencia.

Conclusión :
Desde la mercadotecnia una confusión en la construcción de nuestro discurso promocional debido a una ausencia de claridad con relación a que público objetivo queremos dirigir nuestro mensaje , cuál es el argumento del mensaje, que posicionamiento queremos para nuestro producto y que respuesta esperamos puede resultar poco efectiva y a veces hasta contraproducente.
Cada público requiere un discurso promocional diferente.